Confirmado : hubo " RUSIANGATE "

Mensaje de error

  • Notice: Undefined index: taxonomy_term en similarterms_taxonomy_node_get_terms() (línea 518 de /home/latinose/public_html/sites/all/modules/similarterms/similarterms.module).
  • Notice: Undefined offset: 0 en similarterms_list() (línea 221 de /home/latinose/public_html/sites/all/modules/similarterms/similarterms.module).
  • Notice: Undefined offset: 1 en similarterms_list() (línea 222 de /home/latinose/public_html/sites/all/modules/similarterms/similarterms.module).

 

 

Primera detenida en EEUU por filtraciones a la prensa en el Rusiagate.

La analista divulgó información clasificada relevante a la investigación de la influencia de Rusia en las elecciones estadounidenses de 2016

Rusia interfirió "descaradamente" en las elecciones de EEUU, según el ex jefe de la CIA.

La noticia de The Intercept se titulaba "Informe top-secret de la NSA detalla la operación de 'hackeo' de Rusia antes de las elecciones de 2016", y explicaba que "la Inteligencia militar rusa ejecutó un ciberataque en al menos un proveedor de software para las elecciones y envió emails para hacer spear-phishin". Ésa es una técnica consistente en mandar correos electrónicos con programas que 'roban' la información del receptor de los mensajes.Cuando el Gobierno de Donald Trump habla de perseguir legalmente las filtraciones del 'Rusiagate', no bromea. El mejor ejemplo: el lunes, la web especializada en periodismo de investigación The Intercept publicó un informe de la Agencia de Seguridad Nacional (NSA, según sus siglas en inglés) sobre la interferencia del Gobierno ruso en las elecciones de EEUU. El martes, las autoridades anunciaron que habían detenido a Leigh Winner, empleada de la empresa Pluribus International, contratista de la NSA, por entregar el informe a The Intercept.

Aunque The Intercept es un medio relativamente reciente y poco conocido, la noticia tuvo un enorme impacto. Por un lado, acusa directamente al Ministerio de Defensa ruso, y no a individuos de ese país, de interferir en las elecciones. Por otro, amplía la presunta injerencia de Moscú a la manipulación del sistema electoral estadounidense. El senador demócrata Mark Warner, que está en el Comité de Inteligencia del Senado, declaró ayer que el documento se queda corto, y que la injerencia de Moscú fue mayor. Las revelaciones llegan en una semana clave en el escándalo, con una oleada de testimonios en el Congreso de EEUU de altos cargos de seguridad en las próximas 48 horas.

Las autoridades aseguran que Leigh, que tenía desde el mes de febrero autorización para acceder a información de alto secreto, extrajo la información de la NSA y la imprimió el 9 de mayo sin autorización. A continuación, la envió por correo postal a The Intercept. Paradójicamente, la información de la web pudo ser la clave para que descubrieran a Leigh.

The Intercept fue creado en 2014 por uno de los cofundadores de la empresa de medios de pago PayPal, Pierre Omidyar, y entre sus directores está Glenn Greenwald, uno de los periodistas que destapó el espionaje electrónico de la NSA a nivel mundial.vvv

 

 

Reality Leigh Winner, de 25 años, la analista externa detenida por el Departamento de Justicia. REUTERS



La analista divulgó información clasificada relevante a la investigación de la influencia de Rusia en las elecciones estadounidenses de 2016

Rusia interfirió "descaradamente" en las elecciones de EEUU, según el ex jefe de la CIA

Cuando el Gobierno de Donald Trump habla de perseguir legalmente las filtraciones del 'Rusiagate', no bromea. El mejor ejemplo: el lunes, la web especializada en periodismo de investigación The Intercept publicó un informe de la Agencia de Seguridad Nacional (NSA, según sus siglas en inglés) sobre la interferencia del Gobierno ruso en las elecciones de EEUU. El martes, las autoridades anunciaron que habían detenido a Leigh Winner, empleada de la empresa Pluribus International, contratista de la NSA, por entregar el informe a The Intercept.

La noticia de The Intercept se titulaba "Informe top-secret de la NSA detalla la operación de 'hackeo' de Rusia antes de las elecciones de 2016", y explicaba que "la Inteligencia militar rusa ejecutó un ciberataque en al menos un proveedor de software para las elecciones y envió emails para hacer spear-phishin". Ésa es una técnica consistente en mandar correos electrónicos con programas que 'roban' la información del receptor de los mensajes.

Aunque The Intercept es un medio relativamente reciente y poco conocido, la noticia tuvo un enorme impacto. Por un lado, acusa directamente al Ministerio de Defensa ruso, y no a individuos de ese país, de interferir en las elecciones. Por otro, amplía la presunta injerencia de Moscú a la manipulación del sistema electoral estadounidense. El senador demócrata Mark Warner, que está en el Comité de Inteligencia del Senado, declaró ayer que el documento se queda corto, y que la injerencia de Moscú fue mayor. Las revelaciones llegan en una semana clave en el escándalo, con una oleada de testimonios en el Congreso de EEUU de altos cargos de seguridad en las próximas 48 horas.

Las autoridades aseguran que Leigh, que tenía desde el mes de febrero autorización para acceder a información de alto secreto, extrajo la información de la NSA y la imprimió el 9 de mayo sin autorización. A continuación, la envió por correo postal a The Intercept. Paradójicamente, la información de la web pudo ser la clave para que descubrieran a Leigh.

The Intercept fue creado en 2014 por uno de los cofundadores de la empresa de medios de pago PayPal, Pierre Omidyar, y entre sus directores está Glenn Greenwald, uno de los periodistas que destapó el espionaje electrónico de la NSA a nivel mundial.

 

Rate this article: 
Sin votos (todavía)