Un Ecuador, post-Correa.

Mensaje de error

  • Notice: Undefined index: taxonomy_term en similarterms_taxonomy_node_get_terms() (línea 518 de /home/latinose/public_html/sites/all/modules/similarterms/similarterms.module).
  • Notice: Undefined offset: 0 en similarterms_list() (línea 221 de /home/latinose/public_html/sites/all/modules/similarterms/similarterms.module).
  • Notice: Undefined offset: 1 en similarterms_list() (línea 222 de /home/latinose/public_html/sites/all/modules/similarterms/similarterms.module).
rabioso

Opiniones emitidas, por nacional con fundamento sobre,las gestiones de gobierno sin interferencia de Rafa Correa.

Mauricio Gándara Gallegos

Muchos ecuatorianos contemplamos, como espectadores, la forma en que el actual y el anterior presidente se disputan el dominio del destrozado Ecuador. Contemplamos cómo ministros y funcionarios del correísmo se han integrado al gobierno leninista; algunos de estos, al parecer arrepentidos, han regresado a su lugar de origen, donde el predecesor. Se dice, de los dobles agentes del espionaje internacional, que de tanto traer y llevar información se confunden y ya no saben a qué parte deben su lealtad. Esta disputa de poder compromete al Estado y por tanto debe llevarse a cabo con elevación, con dignidad. No he visto algo más ridículo que esta acción de protección presentada por las señoritas correístas reclamando por las vacaciones no gozadas del vicepresidente preso. Hay que decirles que el señor Glas fue elegido para un nuevo periodo, y si no hizo uso de vacaciones en otro periodo, lo que puede reclamar es que se las liquiden en efectivo, si es que está necesitado, lo que dudamos. La disputa puede ser beneficiosa para los intereses generales porque podría conducir a que se descubran nuevas ilegalidades en el manejo de los fondos públicos, pero debe circunscribirse al territorio nacional. Es un grave error del presidente actual llevar su disputa de poder a su cita en Perú, ante el presidente de esa nación. Además, al decir que no pierde la esperanza de tener un expresidente preso implica que conoce que hay razones para que sea detenido; si es así, su obligación es presentar la denuncia respectiva ante la Fiscalía y, eventualmente, ante la Asamblea.

Los que somos ajenos a esta disputa correísta-leninista apoyamos la consulta para rechazar, una vez más, la reelección indefinida que nos impusieron los que hoy están divididos, no podemos precisar si en dos bandos o dos bandas. Los mismos que establecieron en la Constitución de 2008 la reelección por una sola vez para acabar con el caudillismo, hoy sostienen con magistral cinismo la reelección indefinida, soñando con la vuelta de quien los levantó de la nada. Nuestra lucha es por echar abajo la reelección indefinida, no porque estemos satisfechos con lo limitado de los temas sometidos a referéndum. ¿Cómo podemos estar satisfechos cuando se mantiene intacto el foco principal de la corrupción que es el Poder Judicial, que ha sido proclamado internacionalmente como el tercero más corrupto del mundo, solamente superado por los socialismos del siglo XXI de Nicaragua y Venezuela? ¿Cómo podemos estar satisfechos cuando se mantiene la mordaza de la Ley de Comunicación y su titular sigue siendo el mismo, aunque esté descansando de sus hazañas, como los gatos con las garras escondidas? ¿Cómo podemos estar satisfechos mirando que se mantiene al funcionario que ha anulado el derecho de los afiliados a exigirle al Gobierno que pague sus deudas al Seguro Social para que los jubilados puedan recibir sus pensiones? ¿Cómo podemos estar satisfechos cuando vemos que el Gobierno del Ecuador se solidariza con la matanza que ejecuta el Gobierno de Venezuela? ¿Cómo podemos estar satisfechos cuando vemos que manejan nuestra economía los mismos que la quebraron? ¿Cómo podemos estar satisfechos…? 

 

 

 

Rate this article: 
Sin votos (todavía)