Dilma y Lula, a juicio por asociación ilicita en caso de Corrupción.

Mensaje de error

  • Notice: Undefined index: taxonomy_term en similarterms_taxonomy_node_get_terms() (línea 518 de /home/latinose/public_html/sites/all/modules/similarterms/similarterms.module).
  • Notice: Undefined offset: 0 en similarterms_list() (línea 221 de /home/latinose/public_html/sites/all/modules/similarterms/similarterms.module).
  • Notice: Undefined offset: 1 en similarterms_list() (línea 222 de /home/latinose/public_html/sites/all/modules/similarterms/similarterms.module).
delincuentes.

Los expresidentes de Brasil Luiz Inácio Lula da Silva y Dilma Rousseff serán enjuiciados

por presuntamente pertenecer a una organización delictiva. 

El juez Vallisney Oliveira, de Brasilia, aceptó la denuncia formulada por la Procuraduría

General contra los exjefes de Estado en un proceso que afecta a varios miembros del Par-

tido de los Trabajadores (PT) y está relacionado con una red de corrupción al interior de

la petrolera estatal Petrobras.

Además de los dos expresidentes, el juez también imputó a los exministros de Economía,

Antonio Palocci y Guido Mantega, y al extesorero del PT, João Vaccari Neto. 

En su momento, el entonces fiscal general, Rodrigo Janot, acusó a estos exfuncionarios del

PT de haber desviado unos 1.480 millones de reales (USD 387 millones) a través de un sis-

tema de sobornos creado alrededor de Petrobras.

Le puede interesar: Brasil: sede de Petrobras, posible blanco de corrupción.

Los acusados enfrentarán penas de entre tres y ocho años de cárcel por el delito de pertenen-

cia a una organización delictiva. Aunque la condena contra Lula podría ser mayor ya que el

ente acusador lo considera "el gran ideólogo" de la red de corrupción.

Lula fue condenado a 12 años de prisión por corrupción pasiva y lavado de dinero en el ma-

rco de la investigación de ‘Lava Jato’. 

El líder brasileño fue hallado culpable de recibir un lujoso apartamento en la localidad coste-

ra de Guarujá, en el estado de Sao Pablo, como parte de pago de un soborno realizado por la

constructora OAS, la cual recibió millonarios beneficios de contratos con la petrolera estatal

Petrobras.

En un comunicado, el PT negó las acusaciones y atribuyó todo el proceso al "delirio acusatorio"

de Janot: "Quienes actúan como una verdadera organización fuera de la ley son sectores politiza-

dos de la Fiscalía y del sistema judicial, que persiguen al PT y a sus líderes con acusaciones sin

pie ni cabeza. Trabajan cotidianamente para excluir al PT de la vida política brasileña, valiéndo-

se de mentiras y abuso de poder".

Rate this article: 
Sin votos (todavía)