J. Assange es sacado de la Embajada de Ecuador,por la policia británica .

prisionero

El fundador de WikiLeaksJulian Assange ha sido detenido al cabo de siete años de encierro en la embajada ecuatoriana

en Londres, según ha confirmado Scotland Yard. Assange llevaba desde agosto del 2012 en la sede diplomática del Knigth-

sbridge y solicitó asilo político a Ecuador tras ser reclamado por la justicia de Suecia por supuesta violación y abusos sexuales

EEUU ha confirmado después su petición de extradición y ha advertido que Assange podría enfrentarse a cinco años de cárcel.

Ante el tribunal de Westminster, Assange se ha declarado "no culpable". El próximo 2 de mayo será la primer vista judicial.

La Fiscalía sueca retiró los cargos en mayo del 2017, pero la policía británica había advertido que sería detenido en cuanto

saliera de la embajada por violar las condiciones de su libertad condicional.

Assange teme ser extraditado en última instancia a Estados Unidos y tener que rendir cuentas a la justicia norteamericana por

las filtraciones de WikiLeaks sobre las guerras de Afganistán e Irak y por los correos electrónicos de la Secretaría de Estado.

El Ministerio de Interior británico ha confirmado entre tanto que la detención de Assange está también vinculada "a una peti-

ción de extradición desde Estados Unidos, donde se le acusa de delitos informáticos".

El Departamento de Justicia norteamericano ha confirmado la petición de extradición de Julian Assange y ha advertido que el

fundador de WikiLeaks se enfrenta a una pena de hasta cinco años de cárcel por un delito de "intrusión informática" y por su

papel en la "una de la mayores difusiones de información clasificada en la historia de Estados Unidos".

TENSIÓN ENTRE ASSANGE Y EL GOBIERNO DE MORENO

Las noticias sobre la inminente salida de Assange de la embajada fueron anticipadas por WikiLeaks la semana pasada, tras

hacerse público que el presidente ecuatoriano, Lenin Morenole había retirado el asilo por "repetidas violaciones de las

convenciones internacionales".

Las tensiones entre Assange y el Gobierno ecuatoriano se remontan a hace dos años, tras las interferencias de WikiLeaks en

las elecciones norteamericanas con informaciones sobre Hillary Clinton y en el proceso independentista en Cataluña, con re-

petidas intervenciones en redes sociales.

Hace tan sólo seis días que el ministro de Exteriores ecuatoriano desmintió que fueran a expulsar a Assange de la legación

diplomática y dijo que tan sólo eran rumores.

Assange fue detenido a primera hora del jueves por siete policías que entraron en la embajada y se lo llevaron en volandas

y esposado. El fundador de WikiLeaks, de 47 años, con barba blanca y tremendamente envejecido, salió a gritos y a em-

pujones de la sede diplomática y fue transportado hasta un furgón policial que esperaba en la puerta. Assange llevaba en la

mano el libro que estaba leyendo en el momento de su detención: El Estado de Seguridad Nacional, de Gore Vidal.

"El detenido permanece en custodia en una comisaría del centro de Londres, donde permanecerá a la espera de una compa-

recencia ante los magistrados de Westminster tan pronto sea posible", podía leerse en un comunicado de Scotland Yard, que

confirmó que la actuación policial fue en cumplimiento de una orden de arresto del 29 de junio del 2012 por incumplimiento

de las condiciones para su libertad provisional.

Scotland Yard precisó que la intervención policial contó con el visto bueno del personal diplomático, tras la decisión del Go-

bierno ecuatoriano de retirar el asilo al fundador de WikiLeaks.

"Lo que ha quedado demostrado es que nadie está por encima de la ley", declaró el titular del Foreign Office Jeremy Hunt

. "Assange no es un héroe. Ha estado escondiendo la verdad durante este tiempo y tendrá que rendir cuentas ante la justicia

británica".

"En una decisión soberana, Ecuador decidió retirar el asilo a Julian Assange tras repetidas violaciones de las convenciones in-

ternacionales y de los protocolos diarios", escribió en twitter el presidente Lenin Moreno, horas después del arresto.

El abogado de Assange, Jen Robinson, aseguró sin embargo que su detención Assange está relacionada "no solo con la ruptura

de la libertad condicional en el Reino Unido, sino con la petición de extradición de Estados Unidos". El abogado de una de

las dos acusadoras de Assange en Suecia ha pedido entre tanto la reapertura del caso, que fue fue cerrado en mayo del 2017 por

la fiscalía.

El ex analista de la NSA Edward Snowden envió desde Rusia un mensaje de solidaridad a Assange y recordó que su detención

fue declarada por la ONU "como arbitraria y como una violación de los derechos humanos". La portavoz del Gobierno ruso,

Maria Zakharova, condenó la detención de Assange como "la mano de la democracia estrangulando la garganta de la libertad".

LA ACUSACIÓN DE EEUU

Estados Unidos acusa a Julian Assange de haber ayudado a la ex soldado Chelsea Manning a entrar en archivos informáticos

clasificados para entregar los documentos que contenían a WikiLeaks, y que ésta los difundiera.

Esos archivos salieron a la luz en 2010, y entre ellos está el archifamoso vídeo "Asesinato Colateral", en el que se ve a un he-

licóptero estadounidense en Irakabrir fuego sobre un grupo de civiles y dos periodistas de la agencia de noticias Reuters.

 Según los documentos judiciales a los que ha tenido acceso la agencia de noticias Associated Press, Assange ayudó a Manning

a descubrir la clave de entrada de los archivos para poder robarlos.

El año 2010 fue clave para WikiLeaks. En febrero, WikiLeaks colgó un documento del Departamento de Defensa de EEUU

sobre la organización. En abril, llegó "Asesinato Colateral". En julio, la organización pasó a los diarios The New York Times y 

The Guardian, y a la revista Der Spiegel decenas de miles de documentos sobre la Guerra de Afganistán, y el octubre hizo lo

propio sobre el conflicto de Irak. Finalmente, a partir de diciembre, WikiLeaks difundió cientos de miles de documentos del

Departamento de Estado de EEUU, en lo que se dio en llamar el "Cablegate".

En mayo de 2010, Manning, que entonces estaba destinado en Kuwait, fue arrestado por espionaje y traición, un delito que pue-

de ser castigado con la pena de muerte, aunque la Justicia militar estadounidense anunció que no llegaría a ese extremo. Final-

mente, fue condenado a 35 años de cárcel, aunque Barack Obama le redujo la sentencia, de modo que quedó en libertad en 2017.

Fue en su tiempo en la cárcel cuando Manning llevó a cabo una operación de cambio de sexo, con lo que su nombre pasó de

Bradley a Chelsea. En la actualidad, Manning está de nuevo en prisión, desde hace casi un año, por negarse a declarar

en el proceso contra Julian Assange.

Donald Trump ha acusado a Manning de ser un "TRAIDOR" (con mayúsculas), que "nunca debería haber sido puesto en liber-

tad". Pero entre sus seguidores más extremos hay muchos defensores de Julian Assange y de WikiLeaks, a quienes ven como

parte de la presunta lucha del pueblo estadounidense contra lo que llaman "el Gobierno Profundo" ("Deep State"), formado,

entre otras organizaciones, por agencias de espionaje como la CIA y la NSA. Esta idea está particularmente extendida entre

los seguidores del hashtag #QAnon en foros online como 4chan y 8chan, y en redes sociales como Reddit y Twitter.

Washington acusa a Assange de ayudar a Manning en marzo de 2010 a "robar las contraseñas guardadas en los ordenadores

del departamento de Defensa". Manning robó entre enero y mayo de 2010 750.000 documentos secretos del Gobierno estadounidense

Rate this article: 
Sin votos (todavía)