Delira o es teatro: lo de CFK. y AF ??

delincuentes.

Un presidente que renunció al gobierno de la que hoy es su vice-presidenta,ponen en duda cuan tan serio es, o cuan tan honesto se pueda ser con un entorno marcado por delitos de corrupción y que CFK a logrado se pasen por alto la malas administraciónes de Ek y CFK, que esta última quiso disfrazar de persecusión política cuando todo fue una manipulación de la justicia, que Alberto Fernández pretende restructurar , al final inpunidad total en prejuicio del pueblo argentino al robarse los fondos del estado, escenciales para los progamas sociales !

El analista de LA NACION Carlos Pagni replica hoy en su habitual columna de los jueves a las alusiones que hizo en Twitter Cristina Kirchner a un comentario suyo en el programa Odisea Argentina , que se emite por LN+, con el que la vicepresidenta intentó justificar su tesis de que existió una conspiración judicial, política y mediática para perseguir a exfuncionarios acusados de corrupción

 

  • "La política judicial de Alberto Fernández no supone, al menos hasta ahora, una negación del nivel de corrupción que existió durante las gestiones de Néstor y Cristina Kirchner. No solo él ha afirmado, ya como candidato del Frente de Todos, que cuando vio irregularidades renunció".

 

 

 

  • "La vicepresidenta tiene razón cuando señala que, en los últimos años, muchos excolaboradores y amigos suyos fueron privados de su libertad de manera indiscriminada. Pero de ahí no se deduce que se tratara de individuos irreprochables, lejanos de toda sospecha. Ni que el edificio penal estuviera malversado en todas sus instancias. Tampoco que las prisiones obedecían al gobierno de Cambiemos. Sobre todo porque, si hay que imaginar nexos políticos, los magistrados más activos, como Claudio Bonadio Guillermo Marijuan , estaban más próximos a Sergio Massa que a Macri".
  • "Los jueces de Comodoro Py no necesitaban recibir órdenes para pedir la captura de funcionarios de los Kirchner porque tenían un imperativo mucho más poderoso. Muchos de ellos, con poquísimas excepciones, corrían el riesgo de que se advirtiera que, durante 12 años, habían sido parte de la megacorrupción kirchnerista como proveedores de impunidad de los sospechosos".
  • "Es evidente que nadie ayudó a la vicepresidenta a precisar la información. Una simple búsqueda en la web de LA NACION le haría notar que las notas (a las que aludía en su tuit) se publicaron. Lo que se afirmó el lunes fue que 'cuando estaban a punto de publicarse' los jueces reaccionaron. No que no se habían publicado".
  • "De leer el texto, también podría advertir que allí se describía un estado de cosas, sin reclamar acción judicial alguna. Menos todavía la captura de nadie, como ayer publicaron, por mala fe o haraganería, periodistas abocados a la propaganda oficialista. Lo que hizo LA NACION fue consignar en qué estado estaban las investigaciones sobre los funcionarios de ella y de su esposo".
  • "No hace falta justificar la legitimidad periodística de aquella publicación de 2016. Por ejemplo: el día de la captura, el expediente sobre Jaime llevaba ya tres años sin que siquiera se lo llame a declarar (...). Otro caso: cuando revoleó 9 millones de dólares tras los muros de un convento, el exsecretario de Obras Públicas de la señora de Kirchner, José López, ya llevaba 8 años con una causa abierta por enriquecimiento ilícito".
  • "Más allá de sus incorrecciones informativas, el mensaje que emitió la vicepresidenta es muy relevante. No solo porque es la primera vez que defiende a Ricardo Jaime . Claro que cuatro años después".
  • "Esta interpretación de los hechos no pretende solo construir una coartada inverosímil para justificar conductas ilegales".
  • "Decir que los jueces no tenían nada que investigar, pero que salieron a perseguir inocentes presionados por la prensa facilitaría un objetivo: impedir que en el futuro el periodismo siga investigando y, con el resultado de su trabajo, promoviendo la acción de la Justicia. Este es un propósito que la señora de Kirchner ya dejó entrever".

El analista de LA NACION Carlos Pagni replica hoy en su habitual columna de los jueves a las alusiones que hizo en Twitter Cristina Kirchner a un comentario suyo en el programa Odisea Argentina , que se emite por LN+, con el que la vicepresidenta intentó justificar su tesis de que existió una conspiración judicial, política y mediática para perseguir a exfuncionarios acusados de corrupción.

Lo que sigue son los principales conceptos de Pagni en su columna titulada "Cristina y la falsa coartada del lawfare", que puede leerse completa aquí .

 

  • "La política judicial de Alberto Fernández no supone, al menos hasta ahora, una negación del nivel de corrupción que existió durante las gestiones de Néstor y Cristina Kirchner. No solo él ha afirmado, ya como candidato del Frente de Todos, que cuando vio irregularidades renunció".

 

 

 

 

  • Cristina Kirchner y su grupo más inmediato se presentan como víctimas de este pretendido lawfare (...). Para aceptar esta tesis kirchnerista hay que olvidar muchas cosas. Demasiadas".
  • "La vicepresidenta tiene razón cuando señala que, en los últimos años, muchos excolaboradores y amigos suyos fueron privados de su libertad de manera indiscriminada. Pero de ahí no se deduce que se tratara de individuos irreprochables, lejanos de toda sospecha. Ni que el edificio penal estuviera malversado en todas sus instancias. Tampoco que las prisiones obedecían al gobierno de Cambiemos. Sobre todo porque, si hay que imaginar nexos políticos, los magistrados más activos, como Claudio Bonadio Guillermo Marijuan , estaban más próximos a Sergio Massa que a Macri".
  • "Los jueces de Comodoro Py no necesitaban recibir órdenes para pedir la captura de funcionarios de los Kirchner porque tenían un imperativo mucho más poderoso. Muchos de ellos, con poquísimas excepciones, corrían el riesgo de que se advirtiera que, durante 12 años, habían sido parte de la megacorrupción kirchnerista como proveedores de impunidad de los sospechosos".
  • "Es evidente que nadie ayudó a la vicepresidenta a precisar la información. Una simple búsqueda en la web de LA NACION le haría notar que las notas (a las que aludía en su tuit) se publicaron. Lo que se afirmó el lunes fue que 'cuando estaban a punto de publicarse' los jueces reaccionaron. No que no se habían publicado".
  • "De leer el texto, también podría advertir que allí se describía un estado de cosas, sin reclamar acción judicial alguna. Menos todavía la captura de nadie, como ayer publicaron, por mala fe o haraganería, periodistas abocados a la propaganda oficialista. Lo que hizo LA NACION fue consignar en qué estado estaban las investigaciones sobre los funcionarios de ella y de su esposo".
  • "No hace falta justificar la legitimidad periodística de aquella publicación de 2016. Por ejemplo: el día de la captura, el expediente sobre Jaime llevaba ya tres años sin que siquiera se lo llame a declarar (...). Otro caso: cuando revoleó 9 millones de dólares tras los muros de un convento, el exsecretario de Obras Públicas de la señora de Kirchner, José López, ya llevaba 8 años con una causa abierta por enriquecimiento ilícito".
  • "Más allá de sus incorrecciones informativas, el mensaje que emitió la vicepresidenta es muy relevante. No solo porque es la primera vez que defiende a Ricardo Jaime . Claro que cuatro años después".
  • "Esta interpretación de los hechos no pretende solo construir una coartada inverosímil para justificar conductas ilegales".
  • "Decir que los jueces no tenían nada que investigar, pero que salieron a perseguir inocentes presionados por la prensa facilitaría un objetivo: impedir que en el futuro el periodismo siga investigando y, con el resultado de su trabajo, promoviendo la acción de la Justicia. Este es un propósito que la señora de Kirchner ya dejó entrever".
Rate this article: 
Sin votos (todavía)