Glamorosa espose de CHAPO , Emma Coronel es apresada.

Mensaje de error

  • Notice: Undefined index: taxonomy_term en similarterms_taxonomy_node_get_terms() (línea 518 de /home/latinose/public_html/sites/all/modules/similarterms/similarterms.module).
  • Notice: Undefined offset: 0 en similarterms_list() (línea 221 de /home/latinose/public_html/sites/all/modules/similarterms/similarterms.module).
  • Notice: Undefined offset: 1 en similarterms_list() (línea 222 de /home/latinose/public_html/sites/all/modules/similarterms/similarterms.module).
Emma
 

 

El arresto por cargos de narcotráfico de Emma Coronel, exreina de belleza y esposa del narcotraficante

encarcelado Joaquín “El Chapo” Guzmán, viene precedido de una vida al estilo de una telenovela encar-

nada entre los hiperviolentos cárteles mexicanos, la fama y la maternidad.

Coronel, de 31 años, se casó joven con la infamia y tuvo un asiento de primera fila en el juego de alto ries-

go del gato y el ratón de Guzmán con agentes de México y Estados Unidos que intentaban cazarlo

Artículos DestacadosMadre e hija robaban comercios en Táchira pero fueron captadas por las cámarasPiechowski señaló que EEUU continuarápersiguiendo la corrupción en Venezuela (Video

SKIP AD

 

Poseedora de doble nacionalidad, estadounidense y mexicana, Coronel fue arrestada el lunes en el Aeropuer-

to Internacional de Dulles y debe comparecer en las próximas horas ante la Corte estadounidense del Distrito

de Columbia acusada de distribuir cocaína, heroína y otras drogas.

Coronel llamó la atención de Guzmán, quien es más de tres décadas mayor que ella, cuando era una reina de

belleza adolescente.

Se casaron después de que ella cumplió 18 años en 2007 y tuvieron dos hijas gemelas, pasando toda su vida

matrimonial con Guzmán en la cárcel o huyendo como líder del poderoso cártel de Sinaloa. El capo de la droga

está cumpliendo cadena perpetua en la celda de una prisión de Estados Unidos.

La fama de Coronel se disparó durante el juicio de Guzmán en 2019 en Nueva York, al convertirse en una sensa-

ción mediática con sus atuendos de diseñador y la lealtad que mostró a su esposo, incluso cuando fiscales deta-

llaron cómo mantuvo a una serie de amantes.

Hasta se convirtió en un personaje clave en el drama judicial cuando un exlugarteniente de Guzmán alegó que

Coronel desempeñó un papel fundamental en la fuga, al estilo Hollywood, de su marido de una prisión mexicana

por un túnel de más de 1.5 kilómetros de largo excavado bajo la ducha de su celda en 2015.

Buscando sacar provecho de su fama fuera de México, Coronel lanzó en 2019 una marca de ropa en Estados Uni-

dos e incluso apareció en un “reality show” televisivo sobre familias mafiosas.

“Me considero una mujer normal”, dijo Coronel en el programa Cartel Crew de VH1, hablando a bordo de un yate.

“Es triste que nos juzguen sin conocernos. Es duro”.

En entrevistas con medios, Coronel enfatizó su perdurable lealtad a Guzmán y su enfoque en criar a sus hijas ge-

melas.

“Emma era como las familias del viejo ‘narco’ en Sinaloa”, dijo a Reuters un exconocido.

“HISTORIA DE AMOR”

Inmersa en la tradición narco desde temprana edad, Coronel se crió en las montañas de Durango, parte del llamado

“Triángulo dorado”, donde convergen estados con gran producción de amapola y mariguana, que incluye a Sinaloa.

Su padre fue encarcelado por tráfico de drogas en 2017.

La ahora detenida apareció por primera vez en los titulares en México después de su boda con Guzmán en 2017 en

una iglesia de una zona rural de Durango, quien en ese momento estaba huyendo de las autoridades.

Coronel estaría al lado de su esposo durante varios episodios accidentados mientras la policía mexicana y agentes

estadounidense lo rastreaban.

En el juicio de Guzmán, su exmano derecha, Dámaso López, testificó cómo Coronel, junto con los hijos mayores de

Guzmán, de otra madre, ayudaron a orquestar la audaz fuga de la prisión en 2015.

Obtuvieron un terreno cerca de la prisión, consiguieron armas, llevaron un camión blindado e incluso hicieron pasar

de contrabando un reloj de pulsera con GPS a la celda de Guzmán para que los ingenieros del túnel tuvieran las-

coordenadas exactas de su celda para ayudarles en la excavación, según el testimonio.

Guzmán fue capturado nuevamente en 2016 y extraditado a Estados Unidos en 2017.

En el juicio, cada vez que el narcotraficante entraba al tribunal, buscaba a Coronel y la saludaba. No podían hablar

entre ellos pero sus miradas llamaron la atención de los medios.

“Fue como una historia de amor en completo silencio, ya que no se le permitió decir nada”, dijo el periodista Miguel

Ángel Vega, del diario Riodoce de Sinaloa, que cubrió el juicio.

“Es bastante interesante ver lo que está sucediendo en este nuevo caso”, dijo Vega. “Es como una telenovela”

Rate this article: 
Sin votos (todavía)