ONU pide a Colombia,Ecuador y Brasil de mantener fronteras abiertas.

front-3

 

La ONU pidió hoy mantener las fronteras abiertas para los venezolanos que salen de su país, preocupada

por que algunos gobiernos opten por imitar a Perú, que recientemente impuso el requisito de un visado hu-

manitario para permitirles la entrada en su territorio, una medida cuyo impacto está por verse.

“Perú está superado por la presencia de los venezolanos y tiene toda mi simpatía por ello, ya que los ha reci-

bido de una manera extraordinaria; pero hemos urgido a todos, a Colombia, Ecuador y Brasil, a mantener sus

fronteras abiertas, porque estas personas realmente necesitan protección”, invocó el alto comisionado de la

ONU para los refugiados, Filippo Grandi.

La crisis en Venezuela acaparó buena parte de la conferencia de prensa ofrecida por Grandi con ocasión de

la publicación de un informe que detalla las últimas tendencias del desplazamiento forzado en el mundo y que
aparece la víspera del Día Mundial de los Refugiados, el 20 de junio.

En cuanto al requisito de visado humanitario establecido por el Gobierno peruano, el alto comisionado, al tiem-

po que encomió los esfuerzos y recursos puestos a disposición por Perú para recibir a los inmigrantes venezo-

lanos, también consideró que se trata de una condición de entrada “que la gente no puede cumplir”.

“El riesgo es que Perú impone un requisito que la gente no puede cumplir, como tener una visa, porque sólo po-

drían obtenerla en Venezuela, lo que es imposible, o en Colombia o Ecuador, lo que sería difícil”, afirmó.

“Pedir a gente que son como refugiados que tengan un visado no tiene mucho sentido, son gente que está huyen-

do, así que para ellos es difícil obtener documentos de su propio país o gobierno”, insistió.

Según la información más reciente proporcionada conjuntamente por la Agencia de Naciones Unidas para los Refu-

giados (ACNUR) y la Organización Internacional para las Migraciones (OIM), más de cuatro millones de venezolanos

han abandonado su país desde 2015, la gran mayoría de los cuales se encuentran en países cercanos.

El primer país receptor es Colombia, que ha recibido a más de un millón de venezolanos, seguido por Perú, con unos

800.000, según cifras oficiales.

Grandi dijo que también preocupa que la medida adoptada por Perú para frenar la migración venezolana cause una

situación de “embotellamiento” en países que están en la ruta de Venezuela a Perú -Colombia y Ecuador- y que esto

les lleve a imponer el mismo requisito del visado.

Sin embargo, la ONU no cuenta actualmente con ninguna indicación de que otros países estén estudiando dar tal paso.

El alto comisionado comparó la situación con lo ocurrido durante la crisis migratoria de 2015 en Europa, “cuando una

frontera se cerraba después de la otra” y el primer país de llegada -Grecia en ese caso, y Colombia ahora- no podía

soportar el peso migratorio.

“Sé que les pedimos mucho, pero invoco a los países, es mi deber, que mantengan las fronteras abiertas”, repitió

Grandi dirigiéndose en particular a los países que están soportando la mayor carga de refugiados y migrantes vene-

zolanos, para los que pidió que la solidaridad internacional se refleje en recursos.

El plan humanitario conjunto lanzado el pasado mes de diciembre por ACNUR y OIM requería una financiación de

737 millones de dólares para cubrir las necesidades básicas y los programas de registro de los venezolanos en la

región, de los que hasta ahora se han recaudado solo entre el 20 y el 30 %.

“Los países necesitan ayuda para reforzar sus sistemas de salud, de educación y sus economías locales porque los

venezolanos no viven en campamentos. Ellos han sido recibidos con los brazos abiertos, los niños van a la escuela y

a los centros de salud, pero sin ayuda (externa) estos servicios cederán bajo la presión”, advirtió Grandi.

Ante la total incertidumbre sobre cuánto más se prolongará la crisis en Venezuela, Grandi prefirió no hacer cálculos

públicos sobre la cifra que alcanzarán los migrantes de este país en los próximos meses.

De lo que los organismos de la ONU sí están seguros es de que, mientras no haya una solución política en Venezue-

la, el éxodo continuará. EFE

 

Rate this article: 
Sin votos (todavía)